jueves, 5 de enero de 2017

San Silvestre Cartagena 31/12/2016 - 5 km 270 mts


https://flow.polar.com/training/analysis/1011435883
San Silvestre Cartagena
5 km 270 metros
Ritmo 4 minutos 26 segundos

Hará ya casi dos temporadas empezó mi vida deportiva en running, con grandes parones de meses por una grave lesión, luego temporadas de preparar pruebas en mountain bike o bicicleta de carretera, o pruebas de largas horas de ciclo indoor.

Hoy toca hablar del tema running. Era mitad de Agosto estaba practicando la mountain bike y no paraba de ver gente corriendo. Sabía que correr era lo más complicado por la sobrecarga sobre la musculatura y la mía pues no era la mas idónea. Ni corto ni perezoso al día siguiente empezó todo.

La primera vez que salí a correr no fui capaz de trotar ni 400 metros en continuo, es más, directamente volví muy desanimado. Me quedé sin respiración, gran agobio. Al día siguiente monté sobre la mountain bike y todo el tiempo rondaba por mi cabeza la palabra correr. Así empezó todo.
Mi bandera esta vez no me acompañaba al entrar en meta porque iba a buscar tiempos y no podía perder un solo segundo.
En esta bandera hay 5 grandes anagramas que significan mucho para mí: DT1 Team equipo deportivo de personas con diabetes que luchan por unas ilusiones, Transdiabetes Nsd la gran familia noches sin dormir que siempre me anima, Sodicar Asociacion de diabeticos de Cartagena ofrenciendome su ayuda, Kampamento Base ellos me hicieron amar el deporte y mi medidor continuo de glucosa Dexcom G4 gracias a él mi día a día es mas fácil llevar mi diabetes con sus alarmas y observando continuamente la glucosa la vida es mucho mas sencilla.

Tras varios meses hice mi primera carrera de 5 km, lo pasé muy mal, a un ritmo de casi 6 minutos el kilómetro. Luego con el tiempo a ritmos lentos la carrera de 10 km y seguía pensando en algo más, luego una de 14 km para pasar definitivamente a las medias maratones, de las que he realizado tres, pero todas las carreras a ritmos que yo no quería, deseaba aumentar los ritmos. Ahí empecé a pensar en aumentarlos.

Manos a la obra se puso mi entrenador personal Pedro Izquierdo y el médico que esta llevando mi tratamiento, el Dr. Javier González ha cambiado toda la forma de regular mi diabetes para llevar un mejor control.

La primera vez que conseguí bajar los 5 minutos por kilómetro fue en Corvera, llevaba de liebre a mi entrenador y conseguí hacer un tiempo de 4 min 49 seg el kilómetro.

En esta prueba me enfrentaba solo sin ninguna liebre no tenía nada claro. Para empezar el entrenador me mandó calentar unos 15 minutos antes de empezar a una media de 5 min 30 seg. el kilómetro, y pensé voy a salir ya cansado y no podré hacerlo. Pero yo siempre sigo las indicaciones al pie de la letra tanto del entrenador como del Dr. en tema alimentación y regulación basales y bolos.

Mi ilusión era bajar el ritmo conseguido en Corvera llevando al entrenador como liebre, muy difícil para mí iba a ser, pero esta claro que si lo tengo en la cabeza lucharé por eso, no podía tirar la toalla antes de empezar.

Me junté antes de empezar con Dani, Javier y German, tres dulces, ellos sabían mis pretensiones y me animaban  todo el tiempo.

Junto a la María Jose, al  gran German Peña, Mariló y el concorde Dani antes de salir
Esta vez me enfrentaba a una prueba nueva, ya que sabía que llevaría las pulsaciones por minuto bastante elevadas desde el principio hasta el fin, la glucosa se comportaría de una forma diferente lo tenía claro, pero no sabía como.

Mi Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4 antes de empezar los calentamientos me indicaba una cifra de 115 mg, era una cifra estable que descendía muy muy despacio, sin insulina activa ya según me indicaba mi microinfusora de insulina Animas Vibe, y habiendo reducido la basal un 80 % una hora antes de empezar la prueba. 

Tomé un sobre de 6 grs de azucar antes de empezar el calentamiento con los 115 mg. A las 17.15 acaba calentamiento de 15 minutos a un ritmo de 5 min 30 seg (ritmo no muy lento para mí) y me dirijo a linea de meta ya. 


A las 17.25 el medidor me indicaba 95 mg, eso me dió mucho respeto, no tuve valor y tomé un gel de 15 mg de glucosa pura, iba a ser una carrera muy dura. Las molestias del femoral estaban ahí, no sabía que pasaría, otra vez mas jugaba con algún extra y con los nervios que rondaban por mi cuerpo.

A LAS 17:34 DAN LA SALIDA!!!!!! LOS NERVIOS A FLOR DE PIEL!!!! la primer vez que lucharía por bajar de los 5 minutos el kilómetro sin ayuda de una liebre. Me pongo de los primeros ya que al ser la San Silvestre mucha gente sale disfrazada con otro concepto de prueba deportiva.

LA SALIDA SE DESENVUELVE POR LA CALLE MAYOR DEL CENTRO DE LA CIUDAD!!! Toda la gente animando!!!!! La adrenalina al 1000, iba muy emocionado!!!!! Toda la ciudad en la calle!!!!! continuamos por calle del Carmen donde hay gran cantidad de publico al finalizar ya habíamos realizado algo más de un kilómetro, miro el reloj de actividad y veo que el primer kilómetro lo he hecho a 4 min 15 segundos, muy rápido decido aflojar.

Empiezo a mirar el Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4, todavía no habría empezado a hacer efecto fuerte el gel de glucosa puro pero me daba pánico que pudiera descender la glucosa, correr con esta mochila es malo tanto llevarla alta como ir muy ajustado, en la última prueba de 14 km fui rozando el limite alto, no abandoné, no sucedió gracias al ver la continua evolución de la glucosa y poder controlarla, son las ventajas de usar el medidor continuo de glucosa tanto en el deporte como en la vida diaria, y en estas fechas donde las comidas son peligrosas mucho mas.
A los dos minutos de haber acabado con esa cara estaba, con los ojos todavía cargados
Empieza el segundo kilómetro ya con muy poco público, 750 metros llanos para enfrentarme a una subida de 300 metros que me hace bajar el ritmo a 5 min 25 segundos en la subida, eso me desanima porque me rompería los tiempos, me cuesta mucho recuperar siempre el tiempo perdido. Llego cansado arriba y lo primero que hago al acabar es mirar el Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4, había bajado a 90 mg, me da respeto ver eso, la primera vez que la glucosa no tendía a subir por la adrenalina y nervios, una media de 180 pulsaciones por minuto, no entendía nada. Había puesto la alarma del Medidor continuo de gluocosa Dexcom G4 en 80 mg para tomar inmediatamente otro gel si sonaba y vibraba.

En esta carrera llevaba conmigo las alas regaladas por la magia creada por Fernando Inbolo, estas alas tienen un significado especial para todas las personas rodeadas por un aro azul, que junto a los ánimos recibidos por la gran familia Nsd tenía claro que iba lleno de energía para soltarla y conseguir este pequeño sueño. Un 111 me faltó al ver los valores del medidor continuo de glucosa para haber estado rodeado de magia totalmente.

Para esta prueba había puesto la alarma alta de mi medidor continuo de glucosa en 140 mg ya que si llegaba a esos niveles tras haber empezado en 95 mg sería que se iba a disparar.

Empiezo el kilómetro tres con una cuesta en descenso donde tenía que recuperar lo perdido, decido ya no mirar mas el medidor continuo de glucosa y pensar que sus alarmas son para dedicarme a lo que tenga que hacer y olvidarme de la glucosa, con esos nervios no iba concentrado en al carrera.

El kilómetro 4 ya estamos de nuevo dentro de la ciudad, empieza la animación toda la gente animándome al ver todas las anagramas que me identifican como diabético, eso hace que me acelere en varios tramos, pero la adrenalina se dispara ya. Tengo unas ilusiones en mi vida, unas mas grandes que otras, alguna ilusión estaba escondida en las esquinas entre el público, una ilusión por la que luchar, eso me animaba a no aflojar y seguía con todas mis fuerzas.

Todo el recorrido restante ya era por el centro del centro de la ciudad. Veía caras conocidas y caras que se parecían a otras caras y me recordaba gente, personas que me animaban sin conocerlas de nada pero yo veía en ellas a personas conocidas, personas que son mi vida y mi razón de luchar.

Las pulsaciones por minuto aumentan a 188, lo que me hace pensar y volver a bajarlas a 180. No podía excederme de más, mi salud por delante y mis ilusiones no podré conseguirlas sino me cuido, por ellas intento mantenerme bien y cuidarme.

En todas las esquinas estaban mis ilusiones. Toda la ciudad estaba en la calle, nunca había corrido una San Silvestre pero esta claro que para la ciudad es la carrera mas importante. Había corredores que la hacían disfrazados y tomársela en plan tranquilo, otros corredores disfrazados que fueron a unos ritmos muy altos y lo pasaron muy mal, y ya los otros que quedábamos que teníamos nuestros objetivos.

Llego ya al último kilómetro donde los primeros 200 metros no hay público para llegar ya la mayor afluencia de público jamás visto. La carrera fue de 5 km 270 metros, todavía quedaba mucho, estaba contento porque el medidor continuo de glucosa no me daba ningún aviso por lo que no me preocupaba, solo pensaba en una ilusión, una ilusión que ahora mismo ocupa mi corazón, que es la vida sin tener ilusiones? sabía que cuando llegara a meta estaría ahí esperándome para buscar otra ilusión mas, eso me daba fuerzas.

No podía rendirme, pleno centro de ciudad, el ritmo seguía siendo rápido para mí y no poco. Unos 250/300 metros antes de llegar creí ver a una persona a la que aprecio mucho en la puerta de un comercio, que me gritó y me dijó "vamos campeón eres muy grande!!!!! te mereces lo mejor del mundo!" estas palabras hicieron que empezara el sprint antes de tiempo, bajé el ritmo a 4 y seguidamente a un ritmo vertiginoso de 3 minutos 30 segundos, y volver a disminuir el mismo, entré como una bala a meta.

El speaker Gaspar Zamora me miró con cara de, Jorge casi no te veo y como siempre me dió sus palabras de ánimo "Aqui como una flecha ha llegado Jorge, el demuestra que con diabetes si se puede, le costará pero puede". Muchas gracias Gaspar siempre por tus palabras de ánimo para luchar.

La glucosa acabó bien, pero esto no es un mar de rosas, a las 17.58 aproximadamente finalice la carrera con una cifra de unos 98 mg, pero empezó a subir tranquilamente para estabilizarse en 140 mg unos 15 minutos, por lo que digo que extraño es eso, y si lo fue, porque inmediatamente empezó a subir de una manera disparada, poniéndome un bolo de 6,85 (una corrección de 3,12 ud+3,75 bolo para tomar hidratos de carbono), pero la subida no paró y no llegue a merendar. Esta claro que tanto en mi vida a diario como en mi vida deportiva el medidor continuo de glucosa dexcom G4 me facilitado el día a día que convivo que con mi diabetes.

Empezó a bajar, aunque luego ya me puse las unidades para corregir de nuevo y cenar pero volvió a subir, la adrenalina descargada en esta carrera me jugó una mala pasada, la primera vez que me sube de esta manera tan descontrolada en una prueba de algo mas de 5 km.

Pero tengo claro que tengo una gran ilusión, y lucharé por ella, por ella daría mi vida y no voy a parar.

Próxima carrera la media maratón Santa Pola el 22 de Enero de 2017 para seguir preparando la maratón de Madrid Rock 'n' Roll Madrid el 23 de Abril.

Ir a la página principal de mi blog
Ir a mi facebook personal
Ir a mi facebook Jorge Moto entrenamientos (pedir amistad)


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a tí porque la magia que has creado te aseguro que eres mas grande de lo que piensas. Eres muy grande te lo digo con el corazón, magia creada por tí para todos.

      Eliminar

"Con diabetes si se puede"

Popular Posts

Recent Posts

Con la tecnología de Blogger.