sábado, 28 de abril de 2018

M.M. Valencia (24/03), MM Sueca (22/04) +4,5 km

Os voy a comentar como he vivido dos medias maratones, dos medias maratones en las que he vivido diferentes situaciones, dos medias que a nivel de fuerza han sido diferentes, a diferentes horas por lo que una persona con diabetes tiene que proceder con las comidas de diferentes formas.

La media maratón de este artículo fue la de valencia el 24 marzo de 2018. Para mí era una media especial la haríamos 5 personas juntas al ritmo que pudiera ser, no buscábamos tiempo, no buscábamos nada, sino pasarlo bien e intentar sonreír dentro de lo que se puede al realizar estas pruebas.


Cinco componentes del equipo DT1 Team, un grupo de deportistas internacional con personas con diabetes y personas que conviven con nuestra diabetes también. Pedro, Manu, Markus y yo, cuatro personas con diabetes acompañados por Julián papa de una niña con diabetes con 14 años, edad en la adolescencia que en mi caso fue complicada, entendernos es complicado, no siempre pensamos igual ni queremos lo mismo.

Quedábamos para comer temprano ya que la carrera era a las 17:30 queríamos que cuando empezara la misma no tuviéramos insulina activa, pero por causas de fuerza mayor se retrasa la comida, nuestras cabezas ya tienen que empezar a pensar. Es complicado todo porque al empezar mas tarde a comer y si nos ponemos menos insulina nos puede provocar un buen pico de glucemia.

Ese mismo día me desplazaba hacia Valencia desde Cartagena y a mitad de camino pare para tomarme unas buenas tostadas, prefería hacer el desayuno fuerte mejor que la comida, tuve un problema y no llevaba peso para las tostadas y poder pesar el pan, en el restaurante no tenían peso, la noche y la mañana habían ido muy bien, una buena gráfica que observaba en mi medidor continuo de glucosa DEXCOM G4 con alarmas. Pero a ojo de buen cubero no suelen salir bien las cosas, una diferencia de solo 20 grs de pan puede producir una buena subida de glucosa y a mi particularmente y aunque pregunté a diferentes camareros ninguno tuvimos ni idea del peso real. Al poco de subir al coche empiezan a pitarme las alarmas del medidor continuo de glucosa, veo una gasolinera cerca y paro en ella para ver que sucedía, podía observar en el medidor continuo de glucosa una elevación rápida de glucosa y el limite de glucosa alto que tenía en ese momento que era de 150 mg. Gracias a las alarmas de dexcom g4 pude tomar decisiones y evitar que fueran males mayores, puse la corrección que estimé oportuna.

A la hora de la comida llego con una cifra de 190 pero se que aunque comiera bajaría porque llevaba las correcciones mas la insulina de la comida puesta con mucha anterioridad. Había indicado a la microinfusora de insulina Animas Vibe que me pusiera un 30 % menos del bolo necesario para los hidratos de carbono que iba a tomar, la carrera empezaba a las dos horas y media de haberme la insulina.


Muy importante observar y entender las gráficas del dexcom G4 el medidor continuo de glucosa, porque observando las mismas, sabiendo cuando nos pusimos la insulina, el tipo de hidratos de carbono tomados podemos prever las situaciones, pero no somos un libro donde las hojas se lean una a una y seguidas, podemos pegar saltos de páginas, no somos como las operaciones matemáticas.

Nos dirigimos la hotel para ponernos ya las equipaciones y dirigirnos a las salida. Observo en la línea de tendencia del medidor continuo de glucosa al empezar la carrera que estaba en unos 140 mg pero quedaba insulina activa y seguía descendiendo. Antes de empezar ya me tomo un gel de glucosa puro de 15 mg para ver si la bajada se paraba. Había reducido un 80 % la insulina basal de la bomba de insulina una hora antes de empezar la carrera.


Tenía que estar muy pendiente de la glucosa porque sabía que sufriría alguna bajada. Los compañeros que también llevan medidores continuos de glucosa dexcom G4 en el reloj deportivo markus, en la bomba de insulina animas vibe pedro y en el receptor Manu iban también con niveles muy ajustados, Julián nos miró como diciendo parece que vamos a tener fiesta en esta carrera, pero es una persona muy luchadora y siempre nos anima, el también llevaba geles de glucosa.

Llevo un litro de isotonico mas 4 geles para enfrentarme a la carrera, no iríamos rápido por lo que pienso que sería un punto a favor nuestra para que la glucosa no descendiera mucho, pero a saber que sucedería.

Empiezo a tomar isotónico cada 5 minutos un trago nada mas empezar para hacer que la glucosa descendiera menos.

Al ver la gráfica de tendencia que seguía descendiendo y no lentamente decido tomarme otro gel en el kilómetro 2, los compañeros también se habían tomado algún gel.

En el kilómetro 6 me suena la alarma del medidor continuo de glucosa, es una gran ayuda disponer de este dispositivo para poder evitar hipoglucemias aunque ni a veces con el se pueden evitar, pero si evitar males mayores. No me ando por las ramas y me tomo tres geles de golpe, le tengo que dar uno de los geles a un compañero. En el kilómetro 8 nos quedamos sin geles!!!!! Nos quedan unos 13 kilómetros!!!!! Julián nos mira y dice ufff!!!!! al poco ve a su familia y vemos que se para y no vuelve!!!! y decimos a ver si se encontraba mal!!!!!
A los pocos minutos nos pilla y nos dice no me fio de vosotros he cogido todos los geles que llevaba mi mujer y mi hija!!!!!!

Hace mucho viento por lo que el esfuerzo es grande, lo llevamos casi siempre de frente, parece que se había preparado la carrera para que fuera mas dificultosa si hacía viento, pero lo más increíble nos llovió durante varios minutos!!!! unas trombas de agua que nos empaparon, todo se complicaba mas.

Al haberme tomado tantos geles la glucosa empieza a subir pero despues otra vez la alarma!!!!!! menos mal que dispongo de las alarmas!!!!! Los compañeros van también muy justos. Me tomo un gel ya que toda la glucosa que le había metido al cuerpo tenía que hacer efecto.

Fue una media maratón donde me dí cuenta que siempre hay que aprender más, pero entonces? menos insulina para corregir? mas tiempo en cifras altas? sin haber abusado de las correcciones de insulina cuando haces deporte es un mundo complicado porque los descensos de glucosa suelen ser mas fuertes. Conseguí finalizarla sin un esfuerzo excesivo y sin malas sensaciones físicas de ningún tipo.


Gracias a los dispositivos electrónicos que llevaba tanto yo como los compañeros ninguno tuvo que abandonar la carrera ni tener que parar. Aquí tenéis la gráfica de glucosa del Dexcom G4, donde observaréis como fue todo el día, no solo el principio y final de la carrera, gracias a sus alarmas las correcciones sobre la glucosa tanto en ascenso como en descenso.




Media Maratón de Sueca 22 de Abril de 2018. Bueno al ver el cartel diréis pero es otra fecha la que pone, si es así la media maratón tuvo que ser suspendida por condiciones meteorológicas adversas y se traspasó al 22 de Abril.

https://connect.garmin.com/modern/activity/2642794804
Distancia: 25 km 700 metros

Media maratón diferente totalmente a la vivida a la de Valencia. En esta media maratón iría acompañado por Pedro también con diabetes y Julián papa de esa princesa con diabetes.

En esta media maratón tenía unas leves molestias en la tibia derecha, tenía que hacer unos 28/30 km para prepararme para la maratón de Liverpool. Sabía que quizás no pudiera hacer lo que deseaba pero no puedo tirar la toalla.

Me alojé en un hotel que esta a unos tres kilómetros de la salida de la carrera en las afueras de Sueca Mi intención inicial es hacer unos 4/5 kilómetros antes de empezar y al finalizar volver al hotel corriendo sin haber parado.

La noche previa me costó controlar la glucosa, gracias a las alarmas del medidor continuo de glucosa pude controlarla, a veces a las 3 o 4 de la mañana la glucosa asciende sin haber comido nada, me suena la alarma del Dexcom G4, seguramente porque el hígado pues suelta glucógeno y es una hora a la que a muchas personas con diabetes nos sucede. Soy usuario de la microinfusora Animas Vibe y a las 3 am siempre tengo un aumento de insulina basal importante para evitar esta subida, pero esta noche no fue lo suficientemente aumentada.

Me despierto como siempre que tengo una carrera tres horas antes de que comience la carrera que era a las 10 am pero yo iba a salir a correr sobre las 9.30 para hacer esos 4 o 5 km. Me despierto a las 6.15 y me pongo la insulina y desayuno, el hotel no tiene restaurante por lo que el dia anterior me compre el desayuno. A las 8:30 reduzco un 80 % la basal, una hora antes de empezar a correr yo.

Las cifras de glucemia son buenas y a las 9.30 sin más empiezo a correr dirigiéndome a la salida, donde estarían esperándome Pedro y Julián para hacer 1 km ellos para calentar antes de salir. Realizo 4,5 km antes de salir al final.

Miro la curva de glucemia en el medidor continuo de glucosa justo antes de salir porque no me ha sonado ninguna alarma y las cifras son buenas.

La carrera la empiezo con las molestias de la tibia pero sigo ibamos a un ritmo lento para que mi pierna sufriera menos, iba tomando desde la salida cada 5 minutos tragos de isotónico y es la primera vez que tomo unos geles con cafeína y glucosa con 5 raciones de HC, a partir del minuto 50 de carrera empezaría a tomarlos en tres veces.

Km 10: Ya llevaba en el cuerpo unos 15 km y no eran buenas sensaciones de cansancio me tomo 1/3 de gel pero no hace el efecto previsto la cafeína, el cansancio es fuerte, miro la glucemia y va bien, mi preocupación en esta media maratón no es la glucemia sino las molestias físicas y sabía que era un día clave para prepararme para la maratón de Liverpool.

Km 15: mi cuerpo ya llevaba 20 kilómetros y ya no eran sensaciones buenas, decido andar dos minutos para descansar porque físicamente no iba bien, ya empezaba a pensar en Liverpool y no positivamente, veía la maratón muy lejos de mí. Ya me había tomado el gel completo y no hacía ningún efecto tal cantidad de cafeína tomada en el gel.

Julián y Pedro me preguntan si abandonamos pero no quiero abandonar, tengo que intentarlo pensaba que con ese leve descanso iría mejor después. La anterior media la glucemia me había hecho pensar mucho para regularme pero en esta iba muy tranquilo, ninguna alarma todo iba de lujo, iba muy tranquilo, la glucemia me estaba dejando descansar, pero miraba a veces el medidor continuo de glucosa

Km 19: Tomo la decisión que cuando acabe no continuaré hacia el hotel y tengo claro que el dolor ya es intenso, quedan dos kilómetros únicamente y decido acabar como sea.
Glucemia de 24 horas del medidor continuo de glucosa Dexcom G4

Al llegar a meta estoy contento porque las glucemias han ido muy bien pero llamo al entrenador y le digo que queda un mes para Liverpool y no me veo preparado para realizarla, la molestias eran muy fuertes en la tibia.

A día siguiente voy al fisio y la traumatólogo tengo una fuerte periostitis y me dicen que tengo que dejar de correr, sino el mal será mayor, esto me duele mucho y un sueño se esfuma una maratón para la que iba preparado tengo que abandonar por una lesión, pero las ideas son claras. Cuestiono a los profesionales si por lo menos la media maratón podría realizarla, me dicen que la semana previa lo decidiríamos. A raíz de este día, deportivamente vuelvo a la bicicleta de carretera haciendo entrenos de 75 a 100 km, gimnasio dirigido a fortalecer piernas y natación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

"Con diabetes si se puede"

Popular Posts

Recent Posts

Con la tecnología de Blogger.